Mes: julio 2019

En ocasiones los minoristas compran más productos de los que necesitan en su inventario, ya sea porque estaban a un precio especial y no podían desaprovechar la ocasión o porque en ese momento dicho producto se estaba vendiendo constantemente, pero llega un punto en el que esos productos se estancan.

Para evitar pérdidas, en esta ocasión te brindamos algunos consejos para saber cómo mover ese inventario que está ocupando espacio y ya no te genera ganancias.

CONTROLA TU INVENTARIO

Siempre es recomendable prestar atención a los datos de tus ventas e inventario. Sabemos que en ocasiones es difícil estar todo el tiempo en tu negocio, pero para que la tarea sea más sencilla te recomendamos usar Shopper, ya que además de vender, te ayudará a saber cuánto vendes, qué productos están por acabarse, cuáles se venden más y hasta cuáles no se han vendido. 

Con esto ya no tendrás merma y tus ganancias no se verán afectadas. Recuerda que tus ventas no siempre serán al mismo ritmo. Las tendencias, las temporadas y el clima son factores que no están bajo tu control y pueden afectar tus ganancias. Por ello, te recomendamos hacer uso de un sistema que te permita tener el conocimiento de los niveles de tu inventario, para realizar tus compras a proveedores de manera inteligente.

REORGANIZA

Acciones tan simples como mover de lugar tus productos, ponerlos en un estante más alto o acomodarlos por colores, pueden hacer una gran diferencia al momento de la decisión de compra de tus clientes. En ocasiones, tus productos no tienen un problema per se, sino que puede ser que se encuentren en un lugar poco visible o en un lugar donde haya otro producto que les robe la atención.

Si quieres estar en tendencia, también puedes hacer una serie de fotos de los productos en cuestión, escribir un post acerca de sus funcionalidades o usos y publicarlos en tus redes sociales. 

O puedes reemplazar las etiquetas de tus productos por unas nuevas con un estilo fresco y ad hoc a tu marca. Solo recuerda que para implementar estos consejos deberás de invertir un poco más, ya que si quieres contar con fotos llamativas, armónicas y agradables a la vista deberás contar con un equipo profesional o contratar a uno para que tu contenido en redes sociales sea de calidad. 

Asimismo, si estás pensando en reetiquetar tus productos piensa que necesitarás un diseño nuevo, nuevos materiales y demás insumos para colocarlas a tus productos de manera adecuada.

PRODUCTOS EVERYWHERE

En ocasiones es necesario mantener en constante exposición tus productos, es decir, colocarlos en distintas áreas de tu tienda. Si son productos que se han estancado un poco, siempre es una gran idea colocarlos en la entrada, cerca del mostrador y en algún otro lugar de tu negocio.

Para saber qué lugar es el más adecuado deberás de hacer una pequeña labor de observación e investigación. Con base en los comportamientos de tus clientes, en unos cuantos meses podrás descubrir qué lugares son los que tienen mejor exposición para que tus consumidores decidan su compra.

PROMOCIONES

El recurso ancestral e infalible es promocionar los productos que se han estancando. Lo vemos en las tiendas departamentales y en todos lados. Cuando las temporadas llegan a su fin ponen sus productos al 70% de descuento. Pero sabemos que para los medianos y pequeños negocios no es tan rentable este tipo de promociones, pero sí puedes comenzar con un 10% o 20% de descuento y así mover rápidamente su inventario.

También puedes hacer una venta especial por tiempo limitado. Esta estrategia responde al sentimiento de escasez y urgencia que mencionan Mattheis Lars van Leeuwen, Rickert Bart van Baaren, Marc Andrews en su libro: Persuasión: 33 técnicas publicitarias de influencia psicológica. 

Los autores catalogan esta necesidad como individual, donde buscamos tomar las “mejores” decisiones “con el fin que nuestro yo del futuro esté satisfecho y fuera de peligro (tanto físico como psicológico)” (1).

Por ello, nuestro cerebro actúa de manera “automática” cuando vemos una oferta por tiempo limitado, pensamos que nuestra vida sería mejor si obtenemos dicho producto. Saber que en poco tiempo se puede acabar la oferta y no aprovecharla nos genera un sentimiento de ansiedad y preocupación, el cual desaparece al momento de adquirir el producto.

Esta técnica no solamente te ayudará a vender todos los productos que se han estancado en tu negocio, sino que traerá consigo nuevos clientes. Pero debes de ser cuidadoso, no debes implementar esta estrategia muy seguido, ya que puede perder su atractivo y hacer que tus clientes solamente te compren en temporada de ofertas.

TRUEQUE

Si hay algún producto que aún resulta difícil de vender, puedes ofrecerlo a cambio de algo, es decir, si un cliente te proporciona sus datos, puedes regalarle esa bolsa, accesorio o par de calcetines que casi no se venden. Será un lindo gesto para tus clientes, moverás tu inventario y lo mejor es que regresarán a comprarte, ¿cómo lo sabemos? Porque a todos nos gusta que nos regalen cosas.

Además, con los datos que te proporcionen tus clientes podrás enviarles información exclusiva, promociones y cupones, que los harán regresar a tu tienda por más productos. También puedes regalar productos que casi no se venden a partir de cierta cantidad de compra, pero deberás anunciarlo al exterior de tu tienda, para llamar la atención de los transeúntes, generar más tráfico y ventas en tu tienda.

Esperamos que con estos consejos puedas evitar pérdidas y lograr que tus productos estén en constante movimiento.

Referencia

  • (1)  Lars, M., Bart, R., Andrews, M. (2013), Persuasión. 33 técnicas publicitarias de influencia psicológica. Barcelona: Editorial Gustavo Gili.
Menú