Cinco eventos para generar presencia de marca.


El inicio del año trae consigo muchas ideas frescas y ganas de implementar caminos nuevos para lograr nuevas metas. Crear eventos para generar presencia de marca es una de las más grandes apuestas; quizá te has puesto a pensar que en esta época, los consumidores están a un clic de comprar casi cualquier producto que ellos quieran sin la necesidad de salir de sus casas. Por ello, el mundo minorista debe de estar un paso adelante para atraer y retener a más consumidores.

Una de las mejores maneras de hacerlo es a través del contacto directo, crear comunidades y espacios donde la interacción sea cálida para incentivar la visita y compra en las tiendas físicas. Crear estos espacios depende de una serie de factores tales como: Intereses de tus clientes, ubicación y demografía.

Antes de comenzar, debes saber que para implementar un evento, también debes de tener  objetivos y metas. En toda estrategia de publicidad y marketing se debe partir de preguntas como: ¿dónde estamos?, ¿a dónde queremos llegar?, ¿qué hacemos para llegar ahí?, ¿a quién y cómo nos dirigimos?, ¿cómo sabremos que hemos llegado a nuestra meta?

Una vez teniendo claras las respuestas anteriores, podemos desarrollar el tipo de evento adecuado a nuestro giro comercial y target. Primero debes saber cuáles son los intereses o pasatiempos de tus clientes, ¿sobre qué quieren aprender?, ¿qué actividades suelen hacer por gusto?, ¿tienen tiempo libre? Identificar estas cosas te ayudará a descubrir el tema y la estructura de tu evento.

Otro aspecto importante es saber si todo tu público objetivo vive en un área cercana, de lo contrario deberás encontrar un lugar céntrico o implementar un evento virtual. ¿En qué grupos de edad se ubican sus clientes?, ¿cuál es su profesión, ingresos, nivel educativo, género, etc.? Las respuestas a estas preguntas te ayudarán a generar el evento ideal para tu marca, tus clientes y tus ganancias.

1. Nunca es tarde para aprender

Contrario a lo que muchos creen, todos los días se aprende algo nuevo, por muy mínimo que sea, estamos en constante captación del mundo. Aprender a maquillar, a cocinar una tarta, arreglar un automóvil, crear tu propia joyería o fabricar tu propia mermelada, son actividades que a la gran mayoría de las personas le interesan.

Apaga la sed de conocimiento de tus clientes organizando clases para que puedan adquirir nuevos conocimientos y habilidades. Estamos seguros de que independientemente del tipo de negocio que tengas, siempre podrás adaptar e implementar una master class para que tus consumidores se sientan parte de tu marca.

2. Cualquier ocasión es buena para celebrar

Si vas a lanzar un nuevo producto, campaña o simplemente quieres renovar tu estilo, hacer un pequeño brunch, cena o desayuno será ideal para consentir a tus clientes y mostrarles tus novedades.

No es necesario invertir en lujosos banquetes o decoración excesiva, recuerda que en muchas ocasiones menos es más y a veces, solo basta una pequeña copa de vino espumoso o rosado con un ambiente ameno para mostrar tus productos nuevos.

3. Respira aire fresco

Si quieres sorprender a tus clientes recuerda que deberás invertir un poco más de tiempo y dinero. Puedes organizar un evento fuera de las instalaciones de tu tienda, recuerda que siempre es  buena idea dar un respiro fresco a ti y a tus clientes. Si tu negocio es deportivo o de actividades al aire libre, este tipo de eventos quedan perfecto con tu industria, pero eso no quiere decir que si tu negocio es de otra índole, no puedas adaptar e implementar estas ideas.

Además de fortalecer una comunidad, también puedes incrementar tus ventas. Pero debes de ser consciente de que este tipo de eventos requieren un poco más de inversión por parte de los dueños. Conseguir una locación adecuada para realizar diversas actividades y un fotógrafo o alguien que documente todo tu evento, son cosas en las que deberás invertir porque te darán ganancias a largo plazo y porque tendrás contenido de calidad para tus redes sociales. Si estás buscando una forma de unir a las personas y al mismo tiempo promocionar tu marca, las activaciones fuera de tu negocio son el camino que te llevarán a tu meta.

4. Tiendas itinerantes

Si tu negocio ya es grande pero quieres reposicionar tu marca, puedes implementar tiendas itinerantes, ya sea que estén dentro de tu negocio (promocionando alguna temporada especial, fórmula temporal o alguna asociación con otra marca) o en otro lugar, trata de crear tiendas pequeñas y divertidas (explota tu imaginación, es el momento para hacer casi todo lo que imagines) en diferentes puntos de tu localidad, ciudad o de ser posible estado para generar engagement con tu audiencia.

5. Los expertos saben

Para garantizar el éxito de tu evento, siempre es un buen recurso invitar a gente experta en el tema (depende del giro de tu negocio) o de ser posible, invitar a los diseñadores, ilustradores o artistas que están detrás de tu marca. Esto no solamente ayudará a dar difusión a los creadores, sino que también te mostrarás como una marca interesada por el conocimiento intelectual que tus clientes puedan adquirir a través de tu marca.

Uno de los grandes beneficios de crear eventos es que las personas se integran, se conocen y generan una comunidad gracias a tu negocio. Este tipo de experiencias hacen que tus clientes se sientan más cercanos y comprometidos con tu marca, porque las personas siempre necesitan estar en constante interacción humana y las marcas que pueden intensificar y cumplir ese deseo prosperarán.

Al final del día no debes de ver este tipo de eventos como un gasto o desperdicio, todo lo contrario, es una inversión a corto y largo plazo. Los events marketing tienen grandes beneficios, entre ellos: mejoran el branding, hacen posible la interacción con tu target, generan lealtad y compras por convicción.

Deja un comentario

obsequios para tus clientesclienting para fidelizar a tus clientes